Publicidad engañosa, estafas y mercado negro de los boletines eléctricos

Oriol Margarit

Oriol Margarit

Technical Chief Operating Officer

En la práctica diaria, existe un abuso de argucias, ardides y tretas sobre el marketing y la información publicada por la mayoría de las empresas instaladoras en sus webs, sobre la venta y comercialización de boletines de reconocimiento de las instalaciones eléctricas en baja tensión, estas webs, parecen ideadas exclusivamente para ganar cada cliente a la competencia en una guerra de precios sin fin, en detrimento principalmente de la seguridad y la calidad del servicio, llegando al extremo de la prevaricación y el engaño.

Vista su publicidad y marketing, los anunciantes vía web, casi en su totalidad, son instaladores o empresas instaladoras a las que llamamos desleales, que incumplen gravemente, parte de las prescripciones de la normativa y sus obligaciones como agentes de la seguridad industrial y aportan información de los trabajos, precios, tiempos de ejecución y entrega que a menudo no se cumplen. El marketing del mercado actual, está saturado de publicaciones, información y ofertas adulteradas o fraudulentas en parte o totalmente y crean falsas expectativas en todo este tipo de servicios, que tienen un canal de venta on-line.

La publicidad de las empresas instaladoras en general, es una farsa y pervierte el criterio de la norma, debido principalmente, al aprovechamiento del desconocimiento de los procedimientos y de la normativa de aplicación, por parte del público en general, el cliente.

¿Como lo hacen?, vamos a enumerar los casos más habituales que nos podemos encontrar cuando queremos solicitar un boletín de luz:

  • Emisión de boletines de luz y documentación técnica sin realizar la prescriptiva y obligatoria revisión de las instalaciones, en estos casos, a menudo nos pueden pedir, que les enviemos una foto del cuadro eléctrico y/o del equipo de medida.
  • Precios anunciados, que no corresponden a la realidad, luego cuando hablamos con ellos, dependen de condiciones que no están suficientemente explicitadas en su publicidad, como los desplazamientos, el horario, la disponibilidad, el precio final o la factura.
  • Sin factura, a día de hoy, la mayor parte de boletines eléctricos y documentaciones de carácter sencillo, no se factura, no solo por que el cliente final se ahorra el IVA y con ello baja el precio, si no por qué también las empresas se ahorran de pagar su parte impositiva, al no declarar la factura.
  • Tiempos anunciados que no se cumplen, pasa lo mismo que con los precios, publicitan 20 o 30 minutos y cuando llamas, te dicen que no pueden venir hasta el día siguiente.
  • Entrega de un solo documento original en papel firmado y timbrado con un sello de goma, en caso de la entrega de la documentación en papel, deben entregarse dos copias originales del boletín eléctrico, una para el demandante y otra para la comercializadora de energía, para tramitar la contratación del suministro, las comercializadoras solo pueden solicitar y custodiar, por ley, un documento original, no sirven los escaneados, por otro lado, si la documentación se entrega con certificado de firma digital, no requiere de copias, ya que el original, es el documento PDF certificado digitalmente que nos permite guardar, tramitar y contratar on-line.
  • Documentaciones con modelos desactualizados, de baja calidad o con multitud de errores, esto es debido a la escasa inversión y formación técnica de algunos instaladores.
  • Errores en las ofertas de documentación técnica, es habitual ver anunciado en algunas webs, la oferta de boletines eléctricos para locales en los que no se permite emitir dicha documentación, como por ejemplo, locales de pública concurrencia, como guarderías, bares o restaurantes.
  • Errores de criterio y concepto del uso y aplicación de la normativa, algunos instaladores profesionales, sentimos vergüenza ajena de lo que leemos o vemos publicitado, gran parte de la información y marketing de las webs, carece de rigor, no es cierta y nos puede llevar a la confusión fácilmente.
  • Pagos con tarjeta a partir de 100€, en webs que ofrecen boletines eléctricos con un coste inferior …
  • Anuncios de desplazamientos de forma gratuita, un oxímoron, en el caso de los boletines eléctricos, la revisión de las instalaciones, obligatoriamente debe formar parte del servicio para la generación de un boletín de luz.
  • Informaciones publicitadas cómo, boletín oficial, empresa certificada por el Ministerio de Industria, o legalizados por Endesa, es publicidad totalmente falsa e incorrecta, está creada para dar una pátina de calidad, que no se ajusta a la realidad.
  • Protección de tus datos, pocas o casi ninguna web, te informa sobre la RGPD correctamente, dado que este es un mercado analógico en casi toda su totalidad, no se consigue implementar la aplicación del Reglamento General para la Protección de Datos.

Para finalizar este artículo, recomendamos a todos los usuarios de las instalaciones eléctricas, que la finalidad de la emisión de un boletín de luz, es la revisión de las instalaciones, para garantizar unas condiciones mínimas de seguridad y que estas puedan ser o seguir conectadas a la red de distribución.

Aplicando el criterio de la excelencia, la selección de los objetivos y puntos a valorar en cuanto a la elección de la empresa instaladora a contratar, deberían ser:

  • Protocolos y procedimientos de revisión de las instalaciones pautados y adecuados, tu seguridad y la de los tuyos es lo primero.
  • Precios razonables, cerrados, sin sorpresas y con factura.
  • Tiempos de entrega aceptables o dentro del día de la solicitud, disponibilidad
  • Protocolos y procedimientos implementados para la protección de datos
  • Documentaciones con certificados de firma digital, un plus para la contratación on-line
  • Transparencia, trazabilidad de los procedimientos y servicio de atención al cliente

También te puede interesar: La idea de Atriom

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email