La tecnología de Endesa y la enfermedad

Oriol Margarit

Oriol Margarit

Technical Chief Operating Officer

En mayor o menor medida, los nuevos contadores inteligentes, provocarán un impacto negativo sobre la salud de toda la población …

En mi opinión, la ausencia de respuestas sobre la afectación a la salud, en el proceso de implantación de las nuevas tecnologías de Endesa, es un escándalo en una sociedad en la que debería fluir el conocimiento, de que sirve la inteligencia colectiva, la fuerza de las redes sociales y los algoritmos de Google, si no alcanzamos la información y el contenido relevante, acerca de la prudencia en temas prioritarios como la seguridad y salud de los nuestros.

Puedes buscar y encontrar, en qué te afecta a ti, pero no es noticia, porque a las grandes corporaciones y gobiernos no les interesa que sepamos, que la tecnología que nos venden también es la tecnología que nos puede matar, igual qué pasó con el tabaco, los vehículos que emiten de todo o el proyecto Castor, los grandes lobbies hacen, cocinan y publicitan lo que quieren, sin los necesarios y pertinentes estudios de viabilidad, seguridad y salud, algunos nos preguntamos porque un medicamento debe pasar controles exhaustivos sobre su afectación a la salud del consumidor y un contador inteligente que puede emitir elevados niveles de electrosmog no.

Los campos electromagnéticos producidos por los nuevos contadores de la luz, originan radiación electromagnética y es por ello que deberían establecerse límites de seguridad para su exposición a las personas y animales.

A día de hoy, ninguna entidad ha realizado ni publicado ningún estudio específico acerca del uso de los contadores inteligentes de Endesa, que para viviendas y locales pequeños, sólamente suministra el contador de Enel, (empresa pública italiana propietaria de la misma).

En estudios anteriores sobre este tipo de campos electromagnéticos, está demostrado, que hay un rango de frecuencias que es altamente perjudicial para la salud de las personas, dado que los seres humanos son sistemas bioeléctricos, científicos y expertos en salud, afirman que la exposición a la radiación electromagnética, también llamada electricidad sucia, genera una afectación del sistema inmunitario, una alteración de la producción de hormonas que puede desencadenar en enfermedades como la leucemia y patologías varias como dolor de cabeza, insomnio, caída del pelo o sangrado de la nariz, en definitiva, la radiación electromagnética causa efectos y cambios biológicos perjudiciales en nuestro cuerpo, que pueden conducir a la pérdida de bienestar, a enfermar e incluso, llevarnos a la muerte. Informe BioInitiative (2007)

En mayor o menor medida, los nuevos contadores inteligentes, provocarán un impacto negativo sobre la salud de toda la población, y como toda la población vive rodeada de instalaciones eléctricas, será altamente improbable o directamente imposible realizar estudios con grupos diferentes de control de una misma población o región, si, como es el caso, todos los equipos de medición son iguales.

En la actualidad, representantes y médicos especialistas en medicina ambiental instan a la precaución y prudencia e indican los elevados riesgos que suponen para la seguridad y salud, la implantación de estas tecnologías, que pueden afectar a la totalidad de la población, hasta el punto, de justificar una moratoria inmediata sobre el uso y despliegue de esta tecnología, hasta que se puedan realizar más estudios.

Las instalaciones eléctricas de interior de un local o vivienda, aquellas que se sitúan aguas abajo de los contadores inteligentes y circundan nuestro entorno más inmediato, no están preparadas para utilizar sistemas de ondas o corrientes portadoras, para ello, deberían estar blindadas con una malla conectada a tierra con cables apantallados, lo que implica un coste de instalación muy elevado e inasumible para el perfil del consumidor actual, la adopción de estos sistemas se hace difícil de entender, habiendo otras tecnologías totalmente seguras como la fibra óptica y el cableado de datos, que ya están siendo adoptadas para el mismo fin, en otros países más cuidadosos y avanzados que el nuestro.

El primer consejo posible para minimizar el riesgo, dado que no existe en el mercado un equipo certificado que filtre dichas perturbaciones, es evitar permanecer mucho tiempo cerca de cables y aparamenta eléctrica y evitar las aglomeraciones de cable y nudos de tomas de corriente, del tipo de las que tenemos debajo de las mesas de ordenador o zonas de televisión y demás, deberemos mantener siempre, en lo que podamos, una distancia de seguridad.

El otro consejo, es la eliminación del riesgo, con lo que deberíamos poder negarnos a que nos instalen uno de estos contadores o equipos de medición inteligentes, advirtiendoles de una demanda, ya que entre otros, estos equipos no deberían ser instalados sin el consentimiento explícito del usuario, pudiendo presentar si es necesario, denuncia en el Juzgado de Guardia.

Recordar, que debería ser Endesa quien demuestre mediante los estudios pertinentes de seguridad y salud, que el sistema de instalación de sus contadores Enel de telegestión, es totalmente inocuo para la salud de las personas y demás seres vivos de nuestro entorno, y no al revés.

Este artículo, pretende concienciar al usuario de la contaminación ambiental producida por los campos electromagnéticos, que rodean nuestro entorno. Blog. Bioeléctrica

Recordar también, que la programación que se está llevando a término en la actualidad, sobre la programación de las funciones de ICP o Maxímetro, de los contadores de telegestión, puede llevarnos a una reducción de la potencia necesaria para un uso normal de las instalaciones, si esta no ha sido correctamente regularizada, si te salta el contador, puedes leer nuestro artículo.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email