ICP vs Maxímetro, ¿qué nos interesa más?

Oriol Margarit

Oriol Margarit

Technical Chief Operating Officer

Actualmente, en la mayoría de los casos para controlar la potencia contratada, la distribuidora nos obliga a disponer de un ICP, Interruptor de Control de Potencia, que limita la corriente que circula por él y por ende, la potencia que vamos a contratar, para evitar la picaresca y dado que en España el término de potencia supone un buen pico de la factura, desde siempre, los interruptores ICP deben ir precintados.

Los tiempos cambian y actualmente casi todos los contadores ya son de telegestión e incluyen en su interior contactos de potencia para seccionar cada uno de los conductores polares. Ello significa que estos equipos de medición pueden hacer la función de ICP y gestionar su conexión y desconexión de la red, además de leer, transmitir y ordenar toda una serie de datos de interés para la distribuidora y su futuro big-data.

A partir de la guía Vademécum Endesa para las instalaciones de enlace en baja tensión de febrero de 2014, (nota hoja 5) las instalaciones con potencias iguales o inferiores a 15 kW, que cumplan con el Real Decreto 842/2002 de 2 de agosto y su prescripción de instalación de un IGA, (Interruptor General Automático), podrán prescindir de ICP, pasando a realizar en este caso la función del interruptor de control de potencia, el contador de telegestión.

En el caso de disponer de IGA, éste limita la potencia máxima admisible de la instalación, la potencia a contratar, será igual o inferior a la máxima admisible.

En resumen, si nuestra instalación cumple con la normativa actualmente vigente, el Real Decreto 842/2002 de 2 de agosto y dispone de IGA, no será necesaria la instalación o el uso del ICP.

Si en instalaciones con ICP, la función de éste es desconectar el suministro cuando superamos la potencia contratada, en las instalaciones sin ICP, se desconecta el contador de telegestión, para que el equipo vuelva a conectar. Será necesario bajar el IGA tres segundos y rearmar, según las instrucciones aportadas por la distribuidora.

Ahora hay quien dice que puedo contratar mi suministro eléctrico mediante un maxímetro, ¿a qué se refieren?

La gestión y el control de la potencia contratada, también se puede hacer mediante un maxímetro, este equipo, cuya función pueden hacer los contadores de telegestión, ya instalados, se encarga de registrar la potencia suministrada en todo momento de manera secuencial e ininterrumpible, con este sistema, en caso de superar la potencia contratada, ningún dispositivo cortará el suministro.

El control de potencia mediante maxímetro, está indicado para todas las instalaciones de más de 15kW con tarifas 3.0 y para las instalaciones de menos de 15kW consideradas esenciales o que incluyan un ascensor, como por ejemplo, un centro sanitario o público o los servicios comunes de una finca con ascensor. Las instalaciones contratadas mediante maxímetro, deben disponer de IGA i/o ICP según cada caso, para poder limitar y no superar, la potencia máxima admisible de la instalación.

Con el control de la potencia contratada mediante maxímetro, si la potencia consumida es menor del 85% de la potencia contratada, la distribuidora cobrará el 85% del total, si la potencia consumida resta entre el 85% y el 105% de la potencia contratada, se factura el porcentaje exacto consumido en base al total contratado, si la potencia consumida es mayor del 105% de la potencia contratada, el importe a pagar por el término de potencia será el de la potencia contratada más el doble del exceso a partir de su 105%.

Recordar que, en instalaciones de menos de 15kW, no podremos contratar a través de un maxímetro, si en la instalación receptora no hay instalado un ascensor o es un servicio considerado esencial y como hemos visto anteriormente, aunque el maxímetro nos aporta muchas ventajas a la hora de gestionar la potencia a contratar y los nuevos contadores lo permitan, las viviendas y pequeños locales con una potencia inferior a los 15 kW, deberán seguir utilizando la función ICP, ya sea mediante el contador o mediante un interruptor magnetotérmico con curva ICP, según cada caso.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email