Controlar las instalaciones eléctricas para evitar incendios

Oriol Margarit

Oriol Margarit

Technical Chief Operating Officer

Solicitar un boletín de luz para controlar su instalación eléctrica es eficaz para prevenir incendios como los que se producen en Barcelona y alrededores.

¿Lo sabían? La mayoría de incendios se producen por defectos o manipulación de las instalaciones eléctricas. De todos es sabido, que hay una relación intrínseca entre los muchos siniestros o incendios que acontecen y las instalaciones eléctricas, a la hora de establecer un boletín de luz los instaladores electricistas vemos cada día auténticas barbaridades…

“Cuando una instalación eléctrica está debidamente protegida, podemos eliminar el riesgo que supone”

Para la justificación de las medidas adoptadas para la seguridad y protección frente al riesgo que conllevan las instalaciones eléctricas, éstas, deben ser diseñadas, calculadas, ejecutadas, modificadas y mantenidas, por instaladores electricistas y por ende, éstos deben formar parte de empresas que estén acreditadas y registradas para el ejercicio de la actividad. Éstas sólo pueden ser empresas instaladoras autorizadas.

En líneas generales, todos los incendios y siniestros que tienen su origen en una instalación eléctrica, suelen darse por la manipulación indebida de las protecciones eléctricas o por la falta de mantenimiento, principalmente de las condiciones técnicas de seguridad de las mismas. Al momento de solicitar un certificado de instalación eléctrica pueden aparecer imprevistos

¿Qué normas y protecciones son necesarias para una instalación segura?

Las protecciones eléctricas están diseñadas para que actúen como limitadores. En todo cuadro eléctrico nos encontraremos con dos tipos de protecciones que son de carácter obligatorio y están diseñadas para eliminar estos riesgos.

Los fusibles e interruptores magnetotérmicos protegen los elementos que conforman las instalaciones como cables, mandos o mecanismos, de las corrientes de sobrecarga y cortocircuito. Todos los materiales que componen las instalaciones eléctricas han de ser protegidos para el mantenimiento de sus condiciones técnicas y ambientales previstas por el fabricante y la normativa de aplicación, recordar, que en las instalaciones eléctricas, son los propios receptores los que demandan y absorben la corriente que necesitan para desarrollar potencia, y ello obliga a limitar la corriente que circula por los cables y mecanismos si no queremos destruir su aislamiento.

Vive en Barcelona, Badalona, L’Hospitalet, Santa Coloma?

Puede solicitar un boletín de luz y prevenir los riesgos de incendios en su hogar.

Estos defectos, la falta de una correcta protección contra las corrientes de sobrecarga o las corrientes de cortocircuito en los elementos o componentes de las instalaciones, son muy habituales en los circuitos de carga abierta como los destinados a enchufes o tomas de corriente, los interruptores generales o las ampliaciones y similares, donde vemos que a menudo las protecciones eléctricas son manipuladas y sustituidas, por unas de mayor calibre.

¿Cómo se produce un cortocircuito?

Las corrientes de sobrecarga o sobreintensidad, son aquellas que consideramos superiores a los límites de la propia instalación y producen un sobrecalentamiento de los materiales empleados, aumentando su resistencia al paso de la corriente y provocando un aumento de la caída de tensión. Este sobrecalentamiento continuado, deteriora los aislamientos funcionales, pudiendo terminar todo ello con un defecto franco, o cortocircuito.

Los cortocircuitos se deben a la unión de dos o más potenciales sin aislamiento, (resistencia) entre ellos, lo que provoca corrientes de cortocircuito en la escala de kA, dependiendo de uso y punto en el que situemos dichas protecciones, el calibrado de las protecciones eléctricas en las instalaciones de interior, en cuanto a las corrientes de cortocircuito, van de los 4,5kA a los 10kA.

Por último apuntar, que tanto una sobrecarga como un cortocircuito, puede derivar en incendio, ya que los fogonazos y las elevadas temperaturas que se dan en ambos casos, pueden hacer prender los materiales combustibles que se hallan alrededor como cortinas, sofás, ropa de cama o elementos análogos.

Los incendios se pueden evitar controlando las instalaciones con un boletín eléctrico.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email